El proceso de nacimiento es uno de los sucesos más sorprendente en la vida de un ser humano.


En este viaje tenemos que soportar considerables fuerzas de compresión a través de la pelvis materna, el canal que nos permitirá nacer.


Poder tratar las tensiones y presiones sufridas durante el proceso de nacimiento con Terapia Biodinámica Craneosacral es el mejor regalo que puedes hacer a tu bebé.


La Dra. Frymann (Osteópata-Craneal, San Diego) dirigió una investigación de 1250 bebés recién nacidos. El 80% necesitó Terapia Craneosacral para liberar las tensiones craneales sufridas en el parto, un 10% además de Terapia Craneosacral precisaron tratamientos específicos, tenían alteraciones visibles. Y sólo entre el 8-10% tenía un mecanismo de movilidad del cráneo saludable y libre de tensiones.

Qué pasaba con el 80% de bebés, éste grupo no presentaba mayores problemas clínicos. Pero con los días empezaron a regurgitar, presentaban más irritabilidad, no conciliaban el sueño, etc. Estos bebés manifestaron un grado de compresión dentro de sus cabecitas, por lo que se irritaban los nervios craneales. Por eso, es tan importante que tu bebé sea valorado después de su nacimiento por un especialista en Biodinámica Craneosacral que sepa tratar a bebés.

Estela Freytes Alonso. Especialista en Biodinámica Craneosacral

Conoce más sobre Terapia Biodinámica Craneosacral en: http://estelafreytes.info

Si quieres más información contacta conmigo