Testimonios de mamás y papás.

¿Cómo ayudó la Terapia Craneosacral a sus hijos?

Terapia_Biodinamica_Craneosacral_MamaAgradecida_EstelaFreytes_1

Mamá Agradecida

“Buenas tardes Estela.

Llevo pensando en tí varias semanas, ya que necesito expresarte mi gratitud por tus sesiones. No sabes lo que ha mejorado Natalia. Está mucho más responsable, trae todos los días sus cosas, puedo estudiar con ella, no ofrece casi resistencia al mandarla algo. De verdad que parece otra niña.

Estoy muy orgullosa de sus avances y pienso que en gran parte, son debidos a tu trabajo paciente y constante con ella. Mil gracias de corazón por tu profesionalidad y por ser la gran persona que me has demostrado más de una vez que eres.

Te mando un besazo enorme.”

Braquiocefalia_EstelaFreytes_Craneosacral

Somos Sara y Jorge, los papás de José.

 

Nuestro hijo tenía braquiocefalia, es decir, la cabecita plana por la parte de atrás. Supimos de la terapia Biodinámica Craneosacral durante la realización del curso de preparación al parto.

 

Cuando nuestro niño tenía tres meses, decidimos ponernos en contacto con Estela Freytes, ya que el médico neurocirujano nos indicó la necesidad que tenía el niño de llevar un casco para corregir la forma de la cabeza hasta que cumpliera un año, y que incluso llevando el casco, no se aseguraba la corrección. En las fotos del niño se ve la evolución en la forma de la cabecita. 

Desde la primera sesión notamos un cambio en el niño. Ya no iba siempre en la misma posición en el carrito, y para dormir ya giraba la cabecita y se colocaba de diferentes posturas.

Después de unos meses de sesiones, cuando tuvimos que volver al médico neurocirujano para que le hicieran una revisión a nuestro hijo, el médico dijo que le daban el alta, ya que tenía la forma de su cabecita corregida más de un 95%. Esta corrección se ha producido sólo con la terapia de Estela Freytes, y sin haber llevado el casco.

Estamos muy contentos con Estela, es una gran profesional. Desde el primer día ha tratado a nuestro hijo con mucho respeto y cariño. Los efectos de la terapia son todos positivos.

Estamos convencidos, que tanto la profesionalidad y los conocimientos de Estela, así como la constancia en las sesiones de terapia, han sido determinantes para la mejoría tan grande que ha tenido nuestro hijo.

José Manuel y Beatriz, padres de Noa:

“Conocimos a Estela Freytes porque impartió un módulo en el curso de preparación al parto que hicimos.
 
Cuando nuestra hija tenía dos meses la pediatra le diagnosticó una asimetría craneal.
 
 
carlo-navarro-219810_Craneosacral

Fuimos a ver a Estela y en la primera sesión le corrigió una contractura en el cuello, motivo por el cual la niña sólo dormía hacía un lado desde que nació, por eso se produjo un aplanamiento en ese lado, produciendo la asimetría.

Ha estado tratándo a nuestra hija durante varias sesiones y se le ha corregido la asimetría. No ha sido necesario ponerle casco.

Recomendamos a Estela Freytes 100% porque es una gran profesional y tiene un trato exiquisito con los bebés”.

clara-bebe-estela-freytes

Barbara y Clara, bebé prematuro de 36 semanas:

“Me puse de parto de manera totalmente inesperada en la semana 36 y nació mi preciosa hija Clara. Estaba perfectamente, pero al nacer  un poco prematuro, solo pesó 2 kg. y 470 gr.
 
Decidí hacer Terapia Craneosacral con ella, porque me pareció que al nacer, así de repente, antes de tiempo, le faltaban algunas semanas dentro de mi barriga para seguir madurando y también a mí me faltaban unas semanas de espera antes de dar a luz.
 
Mi bebé estaba bien, pero un poco asustadiza y, a menudo, torcía la cabecita. Creo que le ha sentado muy bien y siento que la he hecho un regalo con la Terapia Craneosacral. Es algo que le ha ayudado a equilibrarse y a aterrizar mejor en este mundo.
 
Muchos besos desde Alemania.
 
Barbara & Clara” 

Noa con sus hijos prematuros Ethan (24 semanas) y Milo (34 semanas)

milo-y-ethan

“Soy una feliz mamá de dos principitos a quienes adoro, Ethan y Milo. Mis dos hijos nacieron antes de tiempo. El mayor, Ethan, nació con solo 24 semanas de gestación y pasó sus primeros 6 meses de vida ingresado en la UCI neonatal del hospital La Paz. 

Conocí a Estela durante su estancia en el hospital. A penas Ethan volvió a casa, empezamos a darle Terapia Craneosacral. Estoy convencida deque Ethan está tan bien hoy en día gracias en gran parte a esta Terapia: le ha ayudado a gestionar mejor su estrés y a desarrollarse de forma más equilibrada y serena.

Mi segundo hijo, Milo, nació prematuro también (casi 34 semanas). Así que no dude si un solo minuto en ir a Terapia Craneosacral con Milo. Desde entonces, nos hemos mudado a Bélgica. Mis hijos ya tienen 6 y 3 años. Son unos niños felices.

Le estaré siempre agradecida a Estela por lo que ha supuesto para mis hijos y para mí. Más allá de la terapia, es su generosidad y su cariño hacia mis hijos lo que también extraño.

¡Gracias Estela!

Ethan, Milo y Noa.”

Leticia y Javier, papás de los gemelos Antonio y Rafael (28 semanas)

“La Terapia Craneosacral fue la primera vela que encendió la mecha de mis gemelos Antonio y Rafael hacia una mejoría y posterior recuperación. Nacieron prematuros con 6 meses y medio y nuestro gran miedo era no poder darles suficiente apoyo para salir adelante con todas las garantías, a pesar de todo el amor, cariño, cuidados y controles médicos constantes. 

Las manos de Estela fueron el tercer pilar sobre el que, sólidamente, se apoyaron para continuar con su camino en la vida a la que les ” lanzaron” tan chiquititos. Semana tras semana y tras la sesión parecían despertar su interés y vitalidad, así como su coordinación y hasta su sonrisa…  A día de hoy, son dos personitas de 7 meses que seguimos cuidando y amando con todo nuestro corazón. La terapia craneosacral forma parte de sus inicios pero también y espero que siga formando parte de sus vidas.”  

Un beso de Antonio, Rafael, Leticia y Javier.

antonio-y-rafael

Ana y sus hijas, Paula (30 semanas) y las gemelas Elena y Carmen de (34 semanas).

“Conocía ya la Terapia Cráneosacral, en una época la recibía para sentirme mejor física y mentalmente. Cuando Paula nació prematura, no dudé. La Terapia  Cráneosacral la ayudó muchísimo.
 
Mis gemelas nacieron en el Hopital de Ávila, Ntra. Sra. de Sonsoles, el equipo de médicos y enfermeras fueron maravillosos con mis niñas.
 
Al darles el alta, Elena y Carmen comenzaron a recibir Terapia Cráneosacral. Yo sabía por Paulita que les va muy bien al sistema nervioso, les ayuda a integrar la separación y duermen mejor.
 
El trabajo craneosacral puede ser difícil de explicar pero es tan delicado y suave que todos los bebés lo agradecen.”
 
Ana
elena-y-carmen

Cuca Albert nos habla de su pequeña Paula

“Estela es una profesional maravillosa que ama su trabajo y se entrega a él como nadie. Mi hija tuvo reflujo gastroesofágico severo al nacer y hasta su primer año de vida y nos ayudó muchísimo durante el proceso para superarlo. Además personalmente es encantadora y una bellísima persona. Total, que os recomiendo que acudáis a ella, sin dudarlo.”

erik-testimonio

Laura y José, papás de Erik

“Después de un parto largo y difícil, nació nuestro amado Erik. Todo estaba bien, pero veíamos que tenía la cabeza siempre hacia un lado, estaba tenso y lloraba sin razón aparente.

Conocimos a Estela y empezamos con ella la Terapia Craneosacral. Sin duda lo mejor que hemos podido hacer, ya que le ayudó muchísimo con el tema del cuello, a estar más tranquilo y a tener su llegada al mundo como se merecía, y a nosotros también porque pudimos entenderle mejor al saber qué le pasaba y darle respuesta. Siempre estaremos agradecidos a Estela y a la Terapia Craneosacral.”      

Martina y Beto, los papis de Luna

“Luna llego a nuestras vidas de una manera especial; fue un parto corto pero muy anestesiado en todos los sentidos y yo como mamá primeriza sentí una falta de conexión importante entre ambas; además dormía muy poco, no estaba disfrutando de la lactancia, y le notaba el cuellito lateralizado hacia un lado.

Me recomendaron la terapia craneosacral. Encontrar a Estela fue ¡tan bonito! Nos ayudó tanto y nos sigue ayudando a afrontar este cambio con amor paciencia y tranquilidad. Luna duerme más y está más tranquila, por ende yo también y papá mucho más.

¡Ahora sí formamos un equipazo! ¡GRACIAS ESTELA por tu trabajo!”  

luna, paciente de terapia craneosacral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

1 × 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Powered by https://es.linkedin.com/in/aldaramartingonzalez