Scroll to top

Ana y sus hijas, Paula (30 semanas) y las gemelas Elena y Carmen (34 semanas).

“Conocía ya la Terapia Cráneosacral, en una época la recibía para sentirme mejor física y mentalmente. Cuando Paula nació prematura, no dudé. La Terapia Cráneosacral la ayudó muchísimo.

Mis gemelas nacieron en el Hopital de Ávila, Ntra. Sra. de Sonsoles, el equipo de médicos y enfermeras fueron maravillosos con mis niñas.

Al darles el alta, Elena y Carmen comenzaron a recibir Terapia Cráneosacral. Yo sabía por Paulita que les va muy bien al sistema nervioso, les ayuda a integrar la separación y duermen mejor.

El trabajo craneosacral puede ser difícil de explicar pero es tan delicado y suave que todos los bebés lo agradecen.”

Ana

Author avatar
estelafreytes

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.