Scroll to top

Dime cómo caminas y te diré cómo te sientes

Llevar una postura y un paso alegre al caminar puede influir positivamente en nuestro estado de ánimo, del mismo modo que hacerlo de forma contraria, nos influye negativamente.
Un estudio realizado en la Universidad Witten /Herdecke (Alemania) y publicado por un Journal of Behaviour Therapy and Experimentel Psychiatry, ha demostrado que las personas que se sienten bien, andan de prisa, con el cuerpo erguido, la cabeza alta, mueven los brazos adelante y atrás de forma vigorosa.
Las personas deprimidas o tristes, andan más despacio, encogidas, con la cabeza baja, balanceando los brazos de derecha a izquierda.
Sea cual sea tu estado de ánimo, intenta una sensación de bienestar, sacando pecho y con los hombros hacia atrás; te será imposible sentirte inseguro y decir “no puedo”.

Author avatar
estelafreytes

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.