Scroll to top

Martina y Beto, los papis de Luna

“Luna llego a nuestras vidas de una manera especial; fue un parto corto pero muy anestesiado en todos los sentidos y yo como mamá primeriza sentí una falta de conexión importante entre ambas; además dormía muy poco, no estaba disfrutando de la lactancia, y le notaba el cuellito lateralizado hacia un lado.

Me recomendaron la terapia craneosacral. Encontrar a Estela fue ¡tan bonito! Nos ayudó tanto y nos sigue ayudando a afrontar este cambio con amor paciencia y tranquilidad. Luna duerme más y está más tranquila, por ende yo también y papá mucho más.

¡Ahora sí formamos un equipazo! ¡GRACIAS ESTELA por tu trabajo!”

Author avatar
estelafreytes

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.