La Tortícolis (cuello torcido), es una patología que se manifiesta cuando el bebé inclina la cabeza hacia un lado y puede ser por diferentes causas.
 

Tortícolis muscular congénita, es bastante frecuente y se manifiesta en el recién nacido, o en los dos primeros meses. Suele ser el acortamiento del músculo esternocleidomastoideo.
El bebé adopta una postura al dormir o simplemente al estar acostado llevando la cabeza siempre al mismo lado, y de este modo va acomodando cada vez más el acortamiento muscular, produciendo una contractura de la musculatura cervical del mismo lado del acortamiento.
 
TorticolisBebe_2_Craneosacral_estelafreytes
 
Otras veces, la tortícolis puede estar producida por un aplanamiento de la base del cráneo de uno de los dos lados y esto hace que el occipital tenga una mala alineación con respecto a las cervicales, de tal modo que el bebé tendrá dificultad en girar al lado contrario.
 

En ocasiones el bebé tiene una Plagiocefalia, aplanamiento en el coccipital de modo que la predisposición de la cabeza será en lateralización y rotación del mismo lado del aplanamiento, en tal caso habrá que corregir la plagiocefalia.
También hay otros tipos de tortícolis menos frecuentes.
 

El tratamiento de la tortícolis con Terapia Biodinámica Craneosacral será lo más adecuado para el bebé y cuanto más pronto se realice la Terapia mejor será su resultado.
 

Para más información sobre Biodinámica Craneosacral contacta conmigo.
 

Estela Freytes Alonso
Terapeuta Biodinámica Craneosacral
Especialista en Bebés y Niños