Barbara y su bebé Clara, prematura de 36 semanas
3463
post-template-default,single,single-post,postid-3463,single-format-standard,bridge-core-2.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-186

Barbara y su bebé Clara, prematura de 36 semanas

“Me puse de parto de manera totalmente inesperada en la semana 36 y nació mi preciosa hija Clara. Estaba perfectamente, pero al nacer prematuramente, solo pesó 2 kg. y 470 gr.

Decidí hacer Terapia Craneosacral con ella, porque me pareció que al nacer, así de repente, antes de tiempo, le faltaban algunas semanas dentro de mi barriga para seguir madurando y también a mí me faltaban unas semanas de espera antes de dar a luz.

Mi bebé estaba bien, pero un poco asustadiza y, a menudo, torcía la cabecita. Creo que le ha sentado muy bien y siento que la he hecho un regalo con la Terapia Craneosacral. Es algo que le ha ayudado a equilibrarse y a aterrizar mejor en este mundo.

Muchos besos desde Alemania.

Barbara & Clara”

No hay comentarios

Escribe un comentario

uno × cuatro =