Contacto ocular y lo que pasa en 4 minutos
1041
post-template-default,single,single-post,postid-1041,single-format-standard,bridge-core-2.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-186

Contacto ocular y lo que pasa en 4 minutos

En nuestra historia evolutiva fue sumamente importante distinguir los peligros para alejarnos de ellos (fuerza dolor), e igualmente valioso distinguir los rostros de las personas pertenecientes a la misma tribu y afectos, ya que garantizaba la supervivencia estar unidos a ellos (fuerza placer).

La sensación de seguridad, activa la fuerza placer del cerebro, baja la fuerza dolor y con ello la sensación de amenaza y angustia. Se sabe que el estrés compartido es menos nocivo y puede reducirse en situaciones de ansiedad, nerviosismo y exigencia, si tenemos a mano alguien, a quien amamos y lo miramos a sus ojos.

También se puede reducir el estrés con sólo mirar fotos de nuestros seres queridos.

“En investigaciones anteriores, se demostró que la activación de representaciones mentales de personas importantes para los individuos, producen efectos similares a los creados por la presencia real de los mismos”. (Fitzsimons y Bargh, 2003; Mikulince y Shaver, 2001).

Estela Freytes Alonso
Terapeuta Craneosacral Biodinámica
Neurosicoeducadora

No hay comentarios

Escribe un comentario

5 × 1 =