El Cerebro Empático
1002
post-template-default,single,single-post,postid-1002,single-format-standard,bridge-core-2.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-186

El Cerebro Empático

El Poder de los Gestos

La empatía comienza cuando reconocemos los sentimientos de alguien y las dificultades que atraviesa, en su sentido más profundo. La empatía nos ayuda a vivir y solucionar los conflictos de forma pacífica y sencilla.

Una de las habilidades que nos ayuda a ser más empáticos es la Escucha Activa :

  • Hacer un esfuerzo consciente por escuchar lo que dice la otra persona y captar el mensaje de manera fiel a lo que trata de transmitirnos.
  • Buscar un lugar tranquilo para hablar.
  • Eliminar cualquier distracción, teléfonos, pantalla, electrodomésticos.
  • Sentarse a una distancia cómoda, uno enfrente del otro.
  • Cada uno habla durante diez minutos lo que se le ocurra, lo que pase por su cabeza, temas buenos y malos, la situación actual, sueños etc.
  • Hablar durante diez minutos y si no tienes más que decir, respeta tu espacio de tiempo.
  • La otra persona escucha con mucha atención, sin comentarios, sin consejos, sin dar su opinión, ni interrumpir, sin gesticular (lenguaje no verbal).
  • Es bueno tener un cronómetro, luego se marcan otros diez minutos para la otra persona.

¿Por qué funciona de forma sencilla y eficaz? Por la atención que le brindas y por el espacio de seguridad qur establecéis el uno con el otro.

Estela Freytes Alonso
Terapeuta Craneosacral Biodinámica
Neurosicoeducadora

No hay comentarios

Escribe un comentario

cinco × 3 =