La Meditación, el Altruismo y La Ciencia
620
post-template-default,single,single-post,postid-620,single-format-standard,bridge-core-2.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-186

La Meditación, el Altruismo y La Ciencia

Cualquiera puede practicar la meditación y notar rápidamente sus efectos. Sólo necesitas algo de disciplina para conseguir el control mental y conseguirás reducir tus niveles de ansiedad.

El altruismo es la clave para llegar a conectar con nuestra humanidad y la meditación el camino. A través del budismo, conocemos la Conciencia Pura, donde yace la capacidad de conocer.

Si conseguimos modificar nuestra mente podemos cambiar nuestro mundo interior, una tarea más fácil y más a nuestro alcance que cambiar las circunstancias del mundo en el que vivimos.

«Se Practica Así:
La primera respiración: inspirando profundamente, sé que inspiro profundamente. Expirando profundamente, sé que expiro profundamente.

La segunda respiración: inspirando levemente, sé que inspiro levemente. Expirando levemente, sé que expiro levemente.

Estas dos respiraciones os permiten cortar con la distracción y con los pensamiento innecesarios, a la vez que potencian la atención consciente y os ponen en contacto con la vida en el momento presente. La distracción es la ausencia de la atención. Respirar con atención consciente nos permite volver a nosotros mismo y la vida.

La tercera respiración: inspirando, soy consciente de todo mi cuerpo. Expirando, soy consciente de todo mi cuerpo.

Con esta respiración contemplais el cuerpo y permeneceis en contacto directo con él. La consciencia de todo el cuerpo y de cada una de sus partes permite contemplar su maravillosa presencia así como el proceso de nacimiento y muerte…»

Del Libre: Camino Viejo, Nubes Blancas de Thich Nhat Hanh
Ediciomes Dharma

Estela Freytes Alonso
Terapeuta Craneosacral
Neurosicoeducadora

No hay comentarios

Escribe un comentario

19 − 5 =