Martina y Beto, los papis de Luna
3475
post-template-default,single,single-post,postid-3475,single-format-standard,bridge-core-2.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-186

Martina y Beto, los papis de Luna

“Luna llego a nuestras vidas de una manera especial; fue un parto corto pero muy anestesiado en todos los sentidos y yo como mamá primeriza sentí una falta de conexión importante entre ambas; además dormía muy poco, no estaba disfrutando de la lactancia, y le notaba el cuellito lateralizado hacia un lado.

Me recomendaron la terapia craneosacral. Encontrar a Estela fue ¡tan bonito! Nos ayudó tanto y nos sigue ayudando a afrontar este cambio con amor paciencia y tranquilidad. Luna duerme más y está más tranquila, por ende yo también y papá mucho más.

¡Ahora sí formamos un equipazo! ¡GRACIAS ESTELA por tu trabajo!”

No hay comentarios

Escribe un comentario

cinco × 4 =