Memoria Aprendizaje y Lenguaje del Bebé – Neurociencia
368
post-template-default,single,single-post,postid-368,single-format-standard,bridge-core-2.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-186

Memoria Aprendizaje y Lenguaje del Bebé – Neurociencia

Las investigaciones recientes han demostrado que un bebé piensa mucho, al margen de que sepa hablar o no.

Puedes comprobarlo observando cómo alarga los bracitos con alguna intención, lanza una curiosa mirada, frunce el ceño (o grita) en protesta, gorjea de satisfacción o da un gritito ahogado de excitación.

El recién nacido escucha también atentamente los cuentos que su madre lee y prefieren escucharlos de nuevo aquellos niños que ya los habían oído semanas antes de nacer. Y toma nota: escuchan con atención mientras la madre lee hacia adelante, pero dejan de hacerlo en cuanto ella se pone a leer hacia atrás (frases sin sentido), otro indicio de que pueden pensar.

«La mente del bebé recién nacido» de David Chamberlain:

Estela Freytes Alonso
Terapeuta Craneosacral Biodinámica

No hay comentarios

Escribe un comentario

dieciseis − seis =