Superar un trauma jugando al Tetris     
682
post-template-default,single,single-post,postid-682,single-format-standard,bridge-core-2.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-186

Superar un trauma jugando al Tetris     

Es posible disminuir la intensidad de los recuerdos traumáticos jugando Tetris.      

Investigadores de la Universidad de Oxford, dirigidos por la Dra. Emily Holmes del Departamento de Psiquiatría de dicha Universidad, demostraron que jugar Tetris después de pasar por experiencias o situaciones traumáticas puede reducir los flashbacks (imágenes o pensamientos intrusivos sobre el evento traumático) en voluntarios sanos.

Nuestra UCCM (unidad cuerpo cerebro mente) preparada para sobrevivir en el  mundo natural, en donde los peligros debían resolverse rápidamente (por ejemplo escapar de un depredador), tiene la característica de mantener la atención en ellos, hasta que son eliminados o se ha podido escapar. Pero en el mundo civilizado, aún cuando muchos de estos peligros terminan, o no son una realidad, sino algo que imaginamos, siguen viviendo en nuestra memoria y atrapando nuestra atención.

¿Quién de nosotros no se ha sentido invadido por imágenes, ideas o pensamientos que no nos dejan concentrarnos y que muchas veces nos dificultan nuestro día a día? Cuando la atención es atrapada por la emoción, nuestros lóbulos prefrontales, el área más evolucionada de nuestro cerebro, ve disminuida su actividad y el control consciente.

Superar un trauma jugando al tetris

En este estudio experimental, los científicos realizaron dos pruebas separadas. En ambas presentaron a los voluntarios películas que incluían imágenes de lesiones causadas por diferentes situaciones, incluso los avisos sobre los peligros del alcohol al volante, que son una forma reconocida de estudiar los efectos del trauma en laboratorio.

En la primera prueba, dejaron pasar 30 minutos luego de que las personas vieran los videos, para dividirlos de la siguiente manera: 20  voluntarios jugaron Tetris durante 10 minutos, 20 jugaron  Pub Quiz Machine (juego de preguntas y respuestas, del estilo quieres ser millonario) en el que tenían que seleccionar una de cuatro respuestas que veían en la pantalla durante 10 minutos, y 20 no hicieron nada.

El resultado de esta primera prueba presentó que quienes habían jugado Tetris experimentaban una marcada disminución de los flashbacks de la película, en comparación de quienes no habían realizado nada. Por el contrario, los que habían jugado Pub Quiz experimentaban muchos más.

La segunda prueba extendió a cuatro horas el tiempo de espera y aumentó el número de voluntarios a 25 voluntarios en cada grupo. Los resultados fueron iguales a la prueba anterior. En ambos casos todas las personas fueron capaces de recordar detalles específicos de la película.

Si bien se trata de un modelo de laboratorio para evaluar los  recuerdos intrusivos asociados con el trastorno de estrés post-traumático (PTSD), conocer detalles de cómo nuestra atención consciente tiene sus límites y la importancia de una interpretación adecuada es fundamental.

Los científicos explicaron que el Tetris es eficaz siempre y cuando se juegue dentro de las cuatro horas posteriores de ver ―cómo en el caso de este trabajo― una película estresante, ya que ese es el tiempo que se considera en el que se puede hacer una modelación en la memoria. Sugieren también,  que el Tetris puede reducir el flashback, sin quitar  la capacidad de dar sentido a los eventos.

Si bien la investigación debe seguir desarrollándose y los científicos consideran que deben dar pasos cuidadosos ante de poder usar clínicamente este trabajo, no dejan de valorar la posibilidad que se abre de disminuir los malos recuerdos utilizando medios no farmacológicos y de que se pueda recordar un episodio traumático, sin que de forma involuntaria cause estrés emocional.

Holmes expresa que nuestro cerebro posee un canal sensorial que se ocupa de nuestra experiencia directa de percepción del mundo a través de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) y otro canal conceptual responsable de reunir estas experiencias perceptivas de un modo significativo y ponerlos en contexto.

En líneas generales, estos canales trabajan forma armoniosa, pero ante una situación estresante o traumática la armonía se desequilibra y la información perceptiva cobra más valor que la conceptual. Por ello es que ante un accidente en auto producido en alta velocidad se es menos propenso a recordar la experiencia como una historia coherente, y es más probable que se la recuerde como flash de luces, ruidos, etc.Superar recuerdos traumáticos

En el estrés postraumático la información perceptual aparece repetidamente en la mente de la víctima en forma de flashbacks,  imágenes o pensamientos intrusivos, lo que causa gran angustia emocional y en donde el sentido conceptual poco se ha unido a ellos.

El equipo de profesionales de Oxford explicó que el  reconocer formas,  mover y ubicar los bloques del Tetris compite con las rutas neuronales que buscan fijar las imágenes del trauma, motivo por el cual las reducen.  Consideran que los resultados no son un  simple caso de distraer la mente, ya que el Pub Quiz aumentó los flashbacks. La diferencia se debe que el juego verbal compite con el desarrollo del  significado contextual del trauma en la memoria, motivo por el cual la memoria visual y los otros canales de de percepción se refuerzan.

Si bien este trabajo busca un mecanismo que permita tratar de un modo diferente el estrés postraumático, es también un gran aporte para comprender como actúa nuestra memoria y como junto a otras investigaciones nos demuestran la importancia del mecanismo de desatención (llevar la atención consciente a otros estímulos) para disminuir en nuestra memoria el impacto que algunas situaciones nos producen.

Fuente: Revista de AE   Marita Castro

Estela Freytes Alonso
Terapeuta Craneosacral Biodinámica
Neurosicoeducadora

No hay comentarios

Escribe un comentario

11 + ocho =